Correspondencia con Creta

Sophia-Grecia-1963
Fotografia: http://purl.pt/19841/1/1960/1960-1.html

 

ELLA: Ahora que volvemos de encontrarnos con la cultura minoica (pasamos unos días en Creta) creo que no hay color con los pueblos antiguos. No hay pudor con el cuerpo, el color llena las vestimentas y las paredes…

R: Creta, qué maravilla, Sophia de Mello Breyner era una amante de Grecia y en concreto de la isla de Creta, lugar al que viajó con asiduidad y de donde bebió de la cultura clásica y de la belleza del silencio y de los ecos, de la isla y del mar. Así, me recuerdas, con tu viaje, que el mar es el camino a casa. Y siempre volvemos a ella, a nuestra casa o a aquellas otras cosas que nos la recuerdan, que nos hacen volver a nosotras-casa.

 

Ressurgiremos/Resurgiremos

Resurgiremos
resurgiremos hasta bajo los muros de Cnosos
y en Delphos centro del mundo
resurgiremos hasta en la dura luz de Creta

Resurgiremos allí donde las palabras
son el nombre de las cosas
y donde son claros y vivos los contornos
en la aguda luz de Creta

Resurgiremos allí donde piedra estrella y tiempo
son el reino del hombre
resurgiremos para mirar a la tierra de frente
en la luz limpia de Creta

Pues conviene volver claro el corazón del hombre
y erguir la negra exactitud de la cruz
en la luz blanca de Creta.

Livro Sexto, Obra poética
Sophia de Mello Breyner Andresen

Traducción: Aurora Feijoo

 

Me atrevo a dejarte aquí este otro poema que bien podría hablar de todas las planícies:

 

Escuto, mas não sei/ Escucho mas no sé

Escucho, mas no sé
si lo que oigo es silencio
o dios

Escucho sin saber si estoy oyendo
el resonar de las planicies del vacío
o la consciencia atenta
que en los confines del universo
me descifra y escruta

Apenas sé que camino como quien
es mirado amado y conocido
Y por eso en cada gesto pongo
solemnidad y riesgo

Geografia, Obra Poética
Sophia de Mello Breyner Andresen

Traducción: Aurora Feijoo

 

Y cuando hablas de color, me vuelvo a otro mar, y miro, y veo Nesébar, o la isla de las cuarenta iglesias, que en el año 2000 aún guardaba su quietud. Ahora, dieciocho años después, recuerdo el mar negro y un viaje en velero, un puerto pintoresco, un paseo intrincado por calles medievales y un acabar siendo invitada clandestina en una ofrenda de flores y viandas en una de sus iglesias ortodoxas llenas de pinturas al fresco y formas bizantinas, habiendo visitado por el camino improvisado pequeños templos de ladrillo rojo y blanco llenos de color en sus cúpulas y paredes.

Pero vuelvo a Creta y me esmero ahora en traducir (te) (me) (nos) este poema magnífico continuando con la vuelta al mar, al camino, a casa.

 

El minotauro

En Creta
Donde el Minotauro reina
Me bañé en el mar

Hay una rápida danza que se danza en frente de un toro
en la antiquísima juventud del día

Ninguna droga me embriagó me escondió me protegió
Solo bebí resina habiendo derramado en la tierra la parte que pertenece a los dioses

De Creta
Me atavié con flores y mastiqué el amargo vivo de las hierbas
Para enteramente despierta comulgar la tierra
De Creta
Besé el suelo como Ulises
Caminé en la luz desnuda

Desvastada era yo misma como la ciudad en ruina
Que nadie reconstruyó
Pero en el sol de mis patios vacíos
La furia reina intacta
y penetra conmigo en el interior del mar
Porque pertenezco a la estirpe de aquellos que se sumergen con los ojos abiertos
y reconocen el abismo piedra a piedra anémona a anémona flor a flor
Y el mar de Creta por dentro es todo azul
Ofrenda increíble de primordial alegría
Donde el sombrío Minotauro navega

Pinturas olas columnas y planícies
En Creta
Enteramente despiesta atravesé el día
Y caminé por el interior de los palacios vehementes y rojos
Palacios sucesivos y roncos
Donde se yergue el respirar de susurrada oscuridad
Y nos escrutan pupilas semi-azules de penumbra y terror
Inmanentes al día –
Caminé en el palacio dual de combate y controntación
Donde el Príncipe de los Lirios yergue sus gestos matinales

Ninguna droga me embriagó me escondió me protegió
El Dionisos que danza conmigo en la marea no se vende en ningún mercado negro

Pero crece como flor de aquellos cuyo ser
Sin cesar se busca y se pierde se desune y se reúne
Y ésta es la danza del ser

En Creta
Los muros de ladrillo de la ciudad minoica
Están hechos de barro amasado con algas
Y cuando me volví detrás de mi sombra
Vi que era azul el sol que tocaba mi hombro

En Creta donde el Minotauro reina atravesé la marea
Con los ojos abiertos enteramente despierta
Sin drogas y sin filtro
Sólo vino bebido frente a la solemnidad de las cosas-
Porque pertenezco a la estirpe de aquellos que recorren el laberinto
Sin jamás perder el hilo de lino de la palabra

Octubre de de 1970
Dual, Obra Poética
Sophia de Mello Breyner Andresen

Traducción: Aurora Feijoo

 

 

 

Voz

Cuando hablamos de la voz, hablamos de esa que sale y brota directamente de nuestro cuerpo, esa que somos, esa que nos hace ser, esa que vive en nosotras y que aprieta en la garganta y que sale a borbotones por este teclado, hoy.

 

(…)

 

 

 

 

Anuncios

El mar es el camino a casa: Sophia de Mello Breyner

sophiadeMelloBreyner_fotograma a ESCREVER

 

Según lo prometido y cerrando este bello círculo (la luz, la piedra) que hemos trazado con Sophia de Mello Breyner, la gran poeta lusa del siglo XX: Os dejo aquí una guía de audición del podcast que publiqué antes del verano, con un índice por orden de aparición, para que podáis identificar tanto los temas musicales como la voz de la poeta. A continuación del índice os ofrezco la traducción de los poemas. ¡Disfrutad de la escucha!

Índice de temas

Audio 1. Poema Escuto
Intérprete: Paula Oliveira.

Audio 2. Poema As Fontes
Intérprete: Mafalda Arnauth.

Audio 3. Ressurgiremos.
Intérpretes: Dulce Cabrita & Fernando Lopes-Graça

Audio 4. Voz de Sophia de Mello Breyner recitando Esta Gente.

Audio 5. Cuento El Silencio, en Historias de la Tierra y del Mar.
Intérpretes: Voz: Carminho, Guitarra acústica: João Gil.

Audio 6. Poema Dia en la voz de Sophia de Mello Breyner

Audio 7. Poema XIV do ciclo “Deriva”, in “Navegações”.
Intérprete: Ana Moura. Música: Arrigo Capelletti

La palabra justa

 

1) Escuto, mas não sei/ Escucho mas no sé

Escucho, mas no sé
si lo que oigo es silencio
o Dios

Escucho sin saber
si estoy oyendo
el resonar de las planicies del vacío
o la consciencia atenta
que en los confines del universo
me descifra y alcanza

Apenas sé que camino como quien
es mirado amado y conocido
Y por eso en cada gesto
pongo solemnidad y riesgo

 

2) As Fontes/“Y serena subiré hasta las fuentes”

 

3) Ressurgiremos/Resurgiremos

Resurgiremos
resurgiremos hasta bajo los muros de Cnosos
y en Delphos centro del mundo
resurgiremos hasta en la dura luz de Creta

Resurgiremos allí donde las palabras
son el nombre de las cosas
y donde son claros y vivos los contornos
en la aguda luz de Creta

Resurgiremos allí donde piedra estrella y tiempo
Son el reino del hombre
resurgiremos para mirar a la tierra de frente
en la luz limpia de Creta

Pues conviene volver claro el corazón del hombre
y erguir la negra exactitud de la cruz
en la luz blanca de Creta.

 

4) Esta gente/Esta gente

Esta gente cuyo rostro
a veces luminoso,
y otras veces, tosco

Ahora me recuerdan esclavos,
ahora me recuerdan reyes
hace renacer mi gusto
por la lucha y el combate
contra el buitre y la cobra
el cerdo y el milano

Pues la gente que tiene
el rostro dibujado
por paciencia y hambre
es la gente en quien
un país ocupado
escribe su nombre

Y delante de esta gente
ignorada y pisada
como la piedra del suelo
y más que la piedra
humillada y pisoteada

Mi canto se renueva
y recomienzo la búsqueda
de un país libre
de una vida limpia
y de un tiempo justo

“Geografía”

 

5) Silêncio / Gritaba contra el silencio

Gritaba como si estuviese sola en el mundo
como si hubiese dejado atrás
toda compañía y toda razón
y hubiese encontrado la pura soledad.
Gritaba contras las paredes, contra las piedras,
contra la sombra de la noche.

Alzaba su voz como si la arrancase del suelo
como si su desesperación y su dolor
brotasen del propio suelo que la soportaba.
Alzaba su voz como si quisiera alcanzar con ella
los confines del universo y ahí,
tocar a alguien, despertar a alguien, obligar a alguien a responder.
Gritaba contra el silencio.

 

6) Dia/Día en la voz de Sophia de Mello Breyner

Como un oasis blanco era mi día
en él secretamente yo navegaba
únicamente el viento me seguía

 

7) Através do teu coração / A través de tu corazón

“A través de tu corazón pasó un barco
que no para de seguir, sin ti, su camino”.

 

A la voz: Aurora Feijoo
De la traducción del portugués: Aurora Feijoo

Bibliografía:
Página de la Biblioteca Nacional de Portugal.
nossaradio.blogspot.com

Podcast grabado durante el mes de abril de 2018 para Espacio para la Poesía durante el taller de radio del Espacio de Igualdad Hermanas Mirabal,

 

 

Sostienes recuerdos

 

El tiempo   arruga   la palma de la mano.
El hueco.
El cuerpo  que  se mece
luz   amarillo
d
e
s
v
a
í
d
o

c
a
y
e
n
d
o

(desdibujas contornos

sostienes recuerdos)
La hierba es regazo.

Y los pétalos de acacia.

La foca y su reino contienen un Tiago (y es santo).

Y la luz que clarea, es de noche, no hay  r e t o r n o.

 

mano y cacia

“Felicidad clandestina” en mi(í) voz

claricelispectorescribe

 

Maravillosa Lispector.

Aquí os dejo el enlace al audio (minuto 00:29:00) en el que leo el cuento de Clarice Lispector, Felicidad clandestina, que he traducido para todxs vosotrxs. Y que termina con un crujido de lo que se rompe, de Rosalía, que trae frescura y poderío al final del podcast.

Sigo trabajando para mejorar la dicción y el tono narrativo… Y vamos superando las dificultades técnicas. ¡Hasta el próximo audio!

“doctor, no meta la mano tan adentro”

MariaAuxiliadoraAlvarez_desdemiterritorio

 

No deberías ahogarte Así tantas veces
en tu propia agua de carne

Todo tan extraño

débil
no debería haberte dejado trabajar por la rabia
por la incapacidad

ahora no me ves
con ese hueso adelantado de tu cara
no me             Con el otro lado hacia atrás

 

CA(Z)A
(1990)

 

 

Descubro este libro de María Auxiliadora Álvarez: “Las nadas y las noches”. La escucho en mi oído hablando de la carne, de las entrañas, de la niña que lleva dentro y los machetes. “Doctor, no meta la mano tan adentro”. 

 

4

usted nunca ha parido

no conoce
el filo de los machetes
no ha sentido
las culebras de río
nunca ha bailado
en un charco de sangre querida
doctor
NO META LA MANO TAN ADENTRO
que ahí tengo los machetes
que tengo una niña dormida
y usted nunca ha pasado
una noche en la culebra
usted no conoce el río

 

 

11

conozco
el tiempo de la cocción de las legumbres
las verrugas de las ratas
la importancia de ser la hembra
lo tácito de la procreación
me detengo
en el genital y el alimento
cada día
y recibo de ellos una vida
y una muerte
renovables
y voy desarrollando
un acercamiento
de maxilar de culebra
y voy desarrollando
un sabor sicópata
en la lengua
mientras juego con la basura
y los excrementos
de mi hija
a ella le enseño
la propiedad afectiva
de los dementes
y los mamíferos diarios
muertos en la cocina
Edita Candaya , incluye un CD con la voz de la poeta, y me lo recomendó su editora, Olga Martínez, bajo el calor del puesto de la editorial en el patio de Matadero: Festival Poetas 2018  el pasado 3 de junio en Madrid.

Agradecida por tu recomendación, Olga.